0

Tu carrito está vacío

mayo 19, 2021

¡SOMOS EL FUTURO! 


¿Te has puesto a pensar en la gran cantidad de personas que trabajan muy duro y no están conformes con su salario mensual?  lo pienso y me parece una injusticia.


¿EMPRENDER para tener libertad? ¡No! Emprender para hacer lo que te gusta y así poder dejar de lado el pensamiento tradicional de que para ser exitoso necesitas un título profesional. 


Emprender significa amar lo que haces, tener la gratificación de darle trabajo a otros, organizar tus tiempos, no estar obligado ni bajo presión, es la magia que tiene el ser humano de crear algo por sí solo sin la estructura que nos han impuesto desde pequeños.


Emprendamos porque de emprender salen grandes cosas, aflora tu creatividad y transmites todo ese esfuerzo y sacrificio a todas aquellas personas que consumen tus productos y servicios, y de una forma maravillosa. 


Motivemos a emprender porque sin el ejemplo la inseguridad nos come.


Me preguntan ¿por qué debo emprender? Porque no queremos sentirnos esclavos del sistema y porque atreviéndose, podemos lograr tener una calidad de vida y de trabajo en donde cada miembro del equipo se sienta cómodo en sus labores diarias. Porque sí es posible lograr un ambiente sano y grato de trabajo, en donde las clásicas estructuras jerárquicas de poder se dejen de lado para dar paso a un compañerismo y sistema “horizontal” de responsabilidades, evitando miedos e inseguridades en los equipos. 

Emprender fomenta la empatía hacia los otros, te haces cómplice de aquellos que quieren seguir tu ejemplo y su éxito se traduce en tu propio orgullo, porque somos capaces de motivar a las personas e impulsarlos a lograr sus objetivos y sueños, generando de paso una red de contactos y apoyo que perdura en el tiempo. 


Emprendamos porque queremos cambiar el desgaste, tradicional y rutinario esquema que diariamente nos advierte “esfuérzate y trabaja 24/7 si quieres lograr el éxito”.


Estamos convencidos de que vivir con horario de oficina, llegar a tu casa y estar tan agotado que no tienes tiempo ni energías de ver a tu familia y compartir con ellos porque ya gastaste toda tu vida en trabajar duro para ellos, ¡no es justo! Y nos preguntamos, ¿finalmente qué lograste si no viviste ningún momento junto a tus seres amados? 


Todo lo anterior nos hace pensar y entender el real valor de emprender. ¿Y por qué vale la pena? Por ti, por tu familia y los que te rodean, y por ser feliz, simplemente ser feliz.


Subscribe